¿Qué es Maker Faire?

Maker Faire es un encuentro de personas fascinantes y curiosas que disfrutan aprendiendo y que aman compartir lo que hacen. Puedes encontrar desde ingenieros a artistas de científicos a artesanos. Maker Faire es un lugar para que todos estos “maker” pueda mostrar sus hobbies, experimentos y proyectos

Lo llamamos el mayor festival de tecnologías creativas el mundo - una muestra para todos los públicos de invención, habilidad y creatividad.

¡Vislumbra el futuro e inspírate!

Maker Faire information Makey icon

Movimiento Maker

El movimiento maker es un movimiento ciudadano que se basa en que podamos fabricar nuestros productos con la ayuda de la tecnología y de conocimientos compartidos a través de redes sociales y el Internet. Es una mezcla del DIY (Hazlo Tú Mismo) con la tecnología para lograr proyectos más rudos pero hechos por ti.

Significa que ciudadanos comunes y corrientes, como tú y como nosotros, pueden realizar proyectos que antes estaban restringidos a ser elaborados de manera industrial, como el trabajo del metal, la programación informática, entre otros.

 

Es una cultura contemporánea basada en la tecnología, que parte de la cultura de hacer las cosas uno mismo. Surge de la necesidad de ser creativo, innovar y promover intereses relacionados a la ciencia, la ingeniería, la tecnología, las artes y la matemática (STEAM). Busca la aplicación de tecnologías nuevas y únicas, alienta la invención y la creación de prototipos, con un fuerte enfoque en aprender y utilizar destrezas prácticas y aplicarlas creativamente. Genera espacios donde las personas puedan hacer realidad la imaginación y compartir información con otros makers, promoviendo la polinización cruzada de ideas y procesos creativos.

 

¿Por qué hacer cosas físicas si estamos en la era digital?

La importancia de hacer cosas físicas radica en lo siguiente: durante la década de los 90´s, el software tuvo un importante desarrollo, y al día de hoy, ya hay software y aplicaciones para lo que se te ocurra. Lo cierto, es que somos seres vivos hechos de átomos e interactuamos a diario con cosas hechas de átomos, no de bits. La manera en que nos transportamos, lo que comemos, lo que vestimos, y un montón de cosas más, son objetos físicos que siempre usaremos. Entonces, si a diario usamos objetos físicos, ¿por qué no hacerlos nosotros mismos?

popular-mech1Llegando a este punto, entenderás que el movimiento maker se identifica con el Hágalo usted mismo, movimiento cultural que se popularizó en los años 50´s manifestándose en diferentes actividades, que van desde las artesanías hasta la música. Ya desde aquellos años existían comunidades en torno a publicaciones de carácter tecnológico para aficionados, como Popular MechanicsPopular Electronics, entre otras.

Del mismo modo, se podría pensar que el movimiento maker está basado en el hobby. Sí, esencialmente son hobbies, pero éstos están pasando de ser una actividad de recreación en el garaje, a una nueva fuerza económica.


Los 3 pilares del movimiento maker

Hay tres fuerzas subyacentes en esta transformación del trabajo DIY. La primera es la aparición de herramientas digitales para el diseño y la fabricación. El equipo industrial ha estado computarizado desde hace décadas, pero ahora esas máquinas han aterrizado en el escritorio. (Del mismo modo, la computadora central existió por décadas antes de que la humilde pero generalizada PC cambiara el mundo.) Las herramientas de “fabricación de escritorio” incluyen a la impresora 3-D, el cortador láser, el escáner 3-D, y el software CAD (diseño asistido por computadora). Todas estas herramientas industriales antiguamente caras y complejas, ahora están disponibles en tamaño personal, con precios acordes.

El segundo factor se compone de los medios digitales colaborativos. Cuando las herramientas de creación se hicieron digitales, también lo hicieron los diseños, mismos que ahora se pueden compartir fácilmente en línea. De este modo, los makers pueden tomar ventaja de la innovación colaborativa en la web, aprovechando las prácticas open source y el resto de las fuerzas sociales que han surgido en línea en las últimas dos décadas. Impulsados por sitios de crowdfunding, los makers pueden incluso utilizar su red para recaudar dinero. El viejo modelo de aficionados haciendo cosas solos en su sótano, está dando el paso a un movimiento mundial de personas que trabajan juntas en línea. Los talleres alrededor del mundo ahora están conectados.

El tercer elemento es el surgimiento de la fábrica para alquiler. Inventar algo nuevo no es suficiente; tienes que conseguir que se comercialice también, idealmente en cantidad. Esto significa producción en masa, y tradicionalmente esa ha estado reservada para personas que, o bien son dueñas de una fábrica o pueden permitirse poner en marcha los servicios de una. Eso solía implicar meses o años de negociaciones, tomando un montón de vuelos a China, y escribiendo cheques grandes.