La comunidad Maker consiste de una gran variedad de intereses y niveles de habilidad, desde expertos de la industria a expertos de garaje. Para algunos es un trabajo a tiempo completo, mientras otros son guerreros de fines de semana. Los tipos de personas que se identifican como Makers es muy variado, desde horneado y preservas, desde expertos en electrónica a carpinteros, desde soldadores a fabricantes de armas LaRP (Live Action Role Play).

Al hacerse más económicas y accesibles las herramientas y la tecnología, además de  nuevos makers que se inician con las habilidades básicas como soldadura y Arduino entre otras plataformas de desarrollo “fáciles de programar”, los makers se han ido segmentado en tres grupos. La comunidad los identifica como zero-to-maker, maker-to-maker y maker-to-market.

Zero to maker: Cada maker tiene un punto de inicio diferente y un motivo que lo hizo convertirse en maker, pero el común denominador es que inicio con la inspiración de inventar, la chispa que transforma a una persona de simplemente consumir productos a confeccionarlos. Para ir de “Zero to maker” (Iniciarse) los dos aspectos más importantes son la habilidad de aprender las habilidades necesarias y el acceso a los medios necesarios para llevar a cabo el proyecto.

Makers

Maker to maker: La diferencia que tiene esta etapa con la anterior es que aquí se inician las colaboraciones con otros makers y a tener acceso directo a las experticias de los demás. En esta etapa los makers además colaboran con las plataformas ya existentes. El deseo de mejora y de compartir con los demás es lo que cataliza el acenso a “maker to maker”.

Maker to market

Maker to market: Desde los talleres y las comunidades digitales, una nueva ola de invención e innovación avanza a toda marcha. El conocimiento fluye y se concentra. Algunas de las invenciones y creaciones llegaran y gustaran a audiencias más amplias que los creadores originales. Algunas incluso encontraran espacio comercial. Sin embargo, incluso si solo unos pocos maker persiguen oportunidades de mercado el impacto sería enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: